Seguro de Accidentes

¿Qué cubre un seguro de Accidentes?

El seguro de Accidentes cubre, como su propio nombre indica, los daños corporales que sufra un asegurado como consecuencia de un accidente ya sea en su vida privada o mientras se encontraban desarrollando su actividad profesional. Entre los riesgos cubiertos se encuentra la muerte, la invalidez permanente y absoluta y las repercusiones económicas que pueda sufrir, como los gastos sanitarios.

La relación de causalidad es un elemento que tiene que existir para que el seguro de Accidentes se active. Es decir, tiene que haber una causa y un efecto.

La causa debe ser, tal y como recoge la Ley del Contrato del Seguro, violenta, súbita, externa y ajena a la intencionalidad de éste.

En cuanto al efecto del accidente, éste tiene que ser la muerte o invalidez (permanente o temporal) del asegurado para que la compañía pague la indemnización al beneficiario que figure en la póliza, que será el que el asegurado haya designado. También podrá ser él mismo, en caso de invalidez o de precisar asistencia sanitaria a raíz del accidente.

Las coberturas principales incluidas en un seguro de Accidentes son el pago de una indemnización por el fallecimiento o invalidez así como el pago de una renta mensual por éste último motivo. También se suele contemplar el pago de una cantidad diaria, hasta el límite fijado en el contrato, por hospitalización.

Pero un seguro de este tipo puede ir más allá e incorporar coberturas más propias de otras pólizas como puede ser la asistencia sanitaria, en viaje e incluso domiciliaria, así como protección jurídica o adelanto de gastos de sepelio.

Si necesitas ampliar la información o conocer el importe por el cual dormirás tranquilo cada día ponte en contacto con nosotros.

 

Abrir chat
👋 ¡Hola! Soy Iván Foz, estoy aquí para ayudarte.